La importancia de las Lenguas Indigenas

México y su pasado lingüístico

Hablar de las lenguas indigenas de nuestro país es hablar de nuestro pasado, de nuestra cultura y de nuestra condición como mestizos. Nuestro pasado no está muy alejado de nosotros, es cierto que hace más de quinientos años los europeos descubrieron el continente americano, pero también es cierto que desde la llegada de los españoles a nuestro país las lenguas indigenas fueron desvaneciéndose por múltiples razones, algunas de ellas son: la conquista española, las epidemias, la mezcla de razas y la imposición de la lengua española como lengua oficial del Nuevo Mundo.

Del mismo modo en que la hegemonia del Imperio Azteca impuso el náhuatl como lengua franca(1) a sus coterráneos; los españoles, después de desembarcar en las costas de Veracruz y dirigirse hacia la Gran Tenochtitlán para conquistarla, hicieron lo mismo con el Español. Todos los documentos estaban escritos en español, cualquier trámite que fuera necesario u obligatorio tenía que hacerse en la lengua de la nueva administración, incluso los inventarios de los campesinos y el tipo de cambio.

Después de las terribles epidemias, las muertes que provocaron las batallas de la Conquista y la mezcla de razas entre españoles e indigenas, la lengua española tomó su lugar dentro de nuestro país(2) y se impartió como lengua oficial.

La enseñanza de la lengua española a los nativos amerindios estuvo a cargo de los frailes de las distintas Órdenes Mendicantes(3). Estos frailes se encargaron de proporcionar algunas herramientas a los indigenas para que trabajaran la tierra, además de enseñarles la lengua oficial y la religión católica que regía a la Corona Española.

Imagen

Las lenguas indigenas en la actualidad

Existen en nuestro país 65 lenguas indigenas y sólo 12,4 millones de habitantes son de origen indigena. Tan sólo el 11.2% de habitantes del país es bilingue, ya que habla una lengua indigena y el español como segunda lengua. El náhuatl es la lengua que tiene un mayor número de hablantes, tiene más de 2 millones de hablantes, seguida del maya que tiene más de 1 millón de hablantes.

Es injusto que un país como el nuestro, con bastante diversidad lingüística, no apoye notablemente a los nativohablantes indigenas y que el otro 89.8% de la población mexicana sólo hable español siendo en su mayoría todos producto del mestizaje. Nosotros deberíamos hablar una lengua indigena, quizá la lengua que se establezca o se haya establecido en nuestro territorio geográfico, pero esto no pasa. Hablamos español y pretendemos hablar otras lenguas, olvidándonos de nuestro verdadero pasado y nuestros origenes como individuos. El gobierno del Distrito Federal se ha dado a la tarea de enseñar náhuatl en las escuelas primarias, no es más importante el inglés que el náhuatl, desde un punto de vista lingüístico. Todas las lenguas tienen todo el derecho de contar con hablantes y desde luego no existiría nada mejor que fueran los mismos mexicanos quienes hablaran náhuatl, maya, purepecha, tzotzil, otomí, mazahua, etc.

Imagen

GNU/Linux – Náhuatl

De la misma manera como el inglés ostenta el lugar de «lengua internacional» o «lengua franca», dentro del mundo informático Microsoft hace lo mismo. Su sistema operativo, Windows, es el más usado en todo el mundo y no porque sea el mejor de todos los sistemas operativos hasta ahora vigentes. Todo es un negocio redondo, podemos comprar una laptop o un ordenador y es casi seguro que el sistema operativo que contenga es Windows en cualquiera de sus presentaciones más actuales. Nosotros estamos de acuerdo con los sistemas operativos libres y pretendemos fusionar GNU/Linux con la lengua náhuatl. ¿Cómo haremos eso? Es sencillo, realizaremos una distribución que esté completamente en náhuatl(4). El objetivo de este proyecto es que los nativohablantes del náhuatl puedan acceder a una laptop o un ordenador sin tener que valerse de su segunda lengua o que no puedan accesar a ella por no saber hablar español. En estos tiempos de la información nadie puede quedarse fuera o no tener acceso a estas tecnologías. El mundo se ha vuelto a unificar, y no hablamos de una unificación politica, ideologica o religiosa, sino de una unificación donde puedes mandar un mensaje o trabajo a cualquier parte del mundo.

Elegimos el náhuatl por ser la lengua con más nativohablantes en nuestro país y trataremos de catapultar nuevamente al náhuatl como una lengua distinguida a lo largo y ancho del planeta. Habrá hispanohablantes que se sientan atraídos por esta distribución que estamos realizando y no estaría demás que en las escuelas indigenas, además de enseñarles español, les enseñen computación e informática con una sistema operativo en su idioma; simbólicamente se trata de hacer algo por nuestro pasado y ofrecerle a nuestros hermanos indigenas una puerta más sencilla y rápida para sumergirse en el mundo de la informática.

Imagen

f. ling. Término con que se conoce el sabir y en general toda lengua o variedad dialectal adoptada por comunidades de diferentes lenguas o dialectos como sistema de intercomunicación.

2 En aquellos tiempos no era un país como tal el territorio mexicano, pero utilizamos ese término para referirnos únicamente al territorio que comprende lo que hoy en día es nuestro país. Las lenguas amerindias estuvieron en todo el continente americano llegando a sumar 500, pero fue desde mesoamérica hasta el sur del continente donde el español se estableció casi en todo el territorio, a excepción del terriotiro que hoy ocupa Brasil y las Guyanas.

3 Una Orden mendicante (del latín mendicare, pedir limosna) es un tipo de orden religiosa católica caracterizada por vivir de la limosna de los demás.

Toda orden mendicante está conformada por hermanos (del latín Fray, hermano) y hermanas (del latín Sor, hermana), así como por Terciarios, antiguamente llamados hermanos de penitencia. Los frailes conforman la Primera Orden, las sores, la Segunda Orden, y los terciarios, la Tercera Orden.

Sus miembros, frailes y sores, hacen voto de pobreza por el que renuncian a todo tipo de propiedades o bienes, ya sean personales o comunes, poniéndolos a disposición de la comunidad religiosa a la que pertenecen. Así viven en la pobreza, mantenidos sólo por la caridad; junto con el voto de pobreza que profesan solemnemente, también profesan los votos de castidad y obediencia.

Ejemplos: Franciscanos, Dominicos, Capuchinos, Carmelitas o Agustinos.

4 En este punto queremos decir que en su mayoría el sistema operativo estará en lengua náhualt, pero no está de más saber que muchos términos informáticos como: scaner, software o hardware, han ocupado un lugar dentro de las lenguas de otros países. No hay una palabra que pueda ser la traducción exacta de esos términos, tal es así que estas palabras se han ido adaptando a las otras lenguas, por ejemplo: escanear, postear, chatear, etc. Algo parecido sucedió con el náhuatl y el español, decir petate o molcajete en un principio fue difícil y ahora estas palabras forman parte del español de México ya que antes no existía una palabra que pudiera traducir estos términos. Por eso aclaramos: haremos todo lo que esté al alcance de nuestras manos para que el sistema operativo esté completamente en náhuatl.

Hipervínculos sobre el tema:

http://www.redindigena.net/mundoindigena/n2/pag1.html

http://www.inegi.org.mx/sistemas/olap/proyectos/bd/consulta.asp?p=17118&c=27769&s=est#

http://es.wikipedia.org/wiki/Orden_mendicante

About these ads

5 pensamientos en “La importancia de las Lenguas Indigenas

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s